Comentarios

El desmontaje selectivo es un sistema de demolición que facilita la recogida selectiva de los residuos. En la práctica, el desmontaje es más eficaz si los sistemas constructivos del edificio lo facilitan. En este sentido, la construcción montada en seco es más fácilmente desmontable que la construcción tradicional, en que la unión de los materiales se obtiene por adherencia.

Para obtener unos residuos más fácilmente valorizables, hace falta disponer de una masa de residuos de
Principios de diseño.

Las técnicas de unión en seco de los materiales de construcción facilitan el desmontaje selectivo y la valorización de los residuos.

Aplicabilidad del principio

Si queremos evitar la adherencia como sistema de unión de los materiales, tenemos que intentar construir con materiales y elementos que se puedan montar por medio de técnicas de unión en seco. Además tenemos que intentar que el desmontaje se pueda ejecutar recuperando de forma ordenada una por una las capas del edificio, sin que otros materiales interpuestos dificulten la obtención de residuos homogéneos. Este es el caso de algunas canalizaciones de servicios del edificio que están empotradas en el interior de paredes, techos, etc., y que conviene evitar. Por esto conviene utilizar falsos techos, suelos flotantes, tabiquería a base de paneles fijados a una estructura de soporte, etc. que son fácilmente registrables

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment