El nuevo centro hospitalario privado de Badajoz, Clínica Extremeña de Salud, tras su inauguración oficial el pasado 15 de diciembre por el presidente de la Junta, José Antonio Monago, y el alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán, abrió ayer, 4 de enero, sus puertas para recibir a sus primeros pacientes, como anunció entonces el presidente del consejo de administración de la sociedad promotora, Rafael Alvarez-Buiza.

El hospital, construido en su primera fase en el Cuartón del Cortijo, es un proyecto netamente extremeño que pretende ampliar la oferta sanitaria de Badajoz, de la región y en el vecino Alentejo portugués. Nace con la intención de convertirse en un referente del sector en el ámbito privado.

Clínica Extremeña de Salud proporciona “una oferta asistencial completa” con unas instalaciones dotadas de equipos de última generación –en algunos casos pioneros en España–, y “un cuadro médico propio para poder integrar todas las especialidades médico-quirúrgicas necesarias para el diagnóstico y tratamientos de enfermedades propias de un hospital general”, como explica la propia empresa.

El proyecto consta de dos fases: la primera, ya abierta al público, y una segunda que está en construcción y que se completará en el plazo de 18 meses.

Una vez se haya finalizado la construcción, el nuevo centro sanitario contará con 74 habitaciones, 10 quirófanos, 24 consultas, 29 especialidades y 23 de análisis clínicos, además de 300 plazas de párking.

El hospital generará, además, más de 150 puestos de trabajo directos. La inversión total supera los 30 millones de euros.
El proyecto, cien por cien extremeño, quiere ampliar la oferta sanitaria. Dispone de un cuadro médico para integrar todas las especialidades.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment