ArquitecturaArtículosArtículos destacadosDiseño y ReflexiónResidencias y GeriatríaSostenibilidad

Fecha: Noviembre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Pinearq
Web: ver aquí
Autor: Nicola Paltrinieri, arquitecto de Pinearq

La nueva residencia sanitaria Villaggio Santa Elisabetta dará servicio a Varna, Bressanone y Luson, ciudades localizadas en el norte de Italia, casi en el límite con Austria. El proyecto, de 7.597m2, está siendo desarrollado por Pinearq, Cooprogetti y Solarraum.

La residencia se relacionará con un contexto residencial caracterizado por edificios con alturas limitadas. La propuesta, entonces, está estructurada como un vecindario de edificios de baja altura que crean patios entre ellos. La plaza central da acceso al centro de día de la residencia, con la intención de establecer relaciones muy estrechas entre las dos realidades y convertir este nuevo espacio en el centro de apoyo para la comunidad.

La plaza también está definida por un edificio de varios pisos, que se encuentra parcialmente por encima del centro de día, que incluye las viviendas para personas mayores autosuficientes. Asimismo, las áreas verdes al aire libre están pensadas como espacios públicos para uso también de los residentes del vecindario, para que se puedan construir momentos de reunión con los usuarios del complejo residencial.

SOBRE LO SOSTENIBLE
La región Trentino-Alto Adigio se divide en dos provincias: Trento, de habla italiana, y más al norte Bolzano, de habla alemana, una subregión denominada Südtirol culturalmente afín a Austria y políticamente bajo administración italiana desde el final de la primera guerra mundial. En esta región, desde hace ya varios años existe un sistema de evaluación del comportamiento de los edificios: CasaClima, un protocolo de certificación controlado por la homónima agencia de la provincia de Bolzano, encargada de validar todos los proyectos que se hacen en la región.

La agencia ha desarrollado una metodología, presentada en el año 2002, para la certificación energética de edificios que adopta las directivas de la Unión Europea que siguieron al Protocolo de Kyoto. A partir del año 2005, todas las edificaciones nuevas construidas en la provincia debían cumplir con los requisitos mínimos para conseguir la clase C. Desde el año 2017, el estándar para todas las nuevas viviendas es la clase A, que significa que el ahorro de energía y la sostenibilidad ambiental son fundamentales desde el diseño y la construcción de los edificios. Es un sistema pensado para viviendas.

En la fase del concurso, el team de proyecto contactó con la oficina provincial de CasaClima. Con su asesoría, el proyecto se desarrolló ya desde el concurso con las medidas necesarias para cumplir con la certificación clase A. Ahora, en la fase de proyecto, se está procediendo de forma acorde a estos principios.

Para un edificio de este tipo, una residencia para gente mayor, no existe una metodología de evaluación de CasaClima. Lo que se plantea desde el concurso, y ahora firmemente en el proceso de proyecto, es optar por la certificación como uso hotelero.

Existe también el protocolo CasaClima Nature que evalúa la eficiencia energética y el impacto en el medio ambiente. Certifica la utilización de materiales renovables, de quilómetro 0, por ejemplo, pero también las medidas tomadas para impactar positivamente en la salud y el bienestar de las personas. Durante esta etapa de proyecto, el equipo está buscando obtener esta certificación que significa que, no solo el edificio consume pocos recursos, es más saludable. Para impactar lo menos posible en el medio, se está optando por una estructura prefabricada de madera; no obstante, los elementos que tocan directamente el suelo se construirán en hormigón, con piezas que ya vienen prefabricadas, con la idea de disminuir el tiempo de construcción.

LAS CINCO SOSTENIBILIDADES
Este proyecto quiere alcanzar un desarrollo sostenible desde cinco cuestiones diferentes y complementarias: desde la verificación del confort y de un bajo impacto en el medio ambiente construido y natural –que se llamaría sostenibilidad ambiental– y la eficiencia en los sistemas mecánicos y eléctricos –que sería la sostenibilidad energética–, hasta las sostenibilidades social, de gestión y económica.

Los dos primeros puntos se resuelven con la búsqueda de la certificación de CasaClima. Significa cumplir con la directiva técnica que expone la agencia, que va desde la elección de materiales que cumplan con las especificaciones técnicas de calidad ecológica y elementos reciclados. Los accesorios de iluminación se ajustarán a valores de eficiencia lumínica y de reproducción del color. Las necesidades de electricidad se cubrirán en parte, o en su totalidad, por un sistema alimentado por fuentes renovables. Asimismo, los sistemas de calentamiento de agua deben cumplir con criterios ecológicos de rendimiento, aprovechando por ejemplo la red de calefacción urbana de Bressanone.

Para poder continuar leyendo este artículo sobre la multisostenibilidad de la residencia sanitaria Villaggio Elisabetta y poder descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

5 (100%) 1 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment