DocumentaciónDocumentos destacadosEnergías alternativas y renovablesInstalacionesSostenibilidad

Fecha: Septiembre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Salud sin Daño
Web: ver aquí
Autores: Josh Karliner;Scott Slotterback; Richard Boyd; Ben Ashby; Kristian Steele

Este es el primer documento de una serie de trabajos de investigación y formulación de políticas que Salud sin Daño y sus aliados, incluido Arup, se han propuesto elaborar a lo largo de los próximos tres años. Esta serie de informes definirá la huella climática del sector de la salud y delineará un conjunto de acciones que el sector puede adoptar para estar en consonancia con la ambición del Acuerdo de París y, al mismo tiempo, alcanzar objetivos globales en materia de salud. Los próximos informes abordarán, entre otros, los siguientes temas: hoja de ruta global para la descarbonización y la resiliencia del sector de la salud; estrategias para gobiernos nacionales y subnacionales para la formulación e implementación de políticas que promuevan el cuidado de la salud climáticamente inteligente; descarbonización de la cadena de suministro del sector de la salud; y recomendaciones para fomentar una asistencia para el desarrollo de la salud que sea sostenible, sin carbono y resiliente al cambio climático.

Índice

  1. Introducción
  2. Metologia del estudio
  3. Hallazgos: Huella climática flobal del sector de la salud
  4. Recomendaciones de políticas
  5. Palabras finales
  6. Apéndice A
  7. Apéndice B
  8. Apéndice C

Introducción

En octubre de 2018, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó un informe alarmante que determinó que, para prevenir los peores impactos del cambio climático limitando el calentamiento global a 1,5 °C —la ambición del Acuerdo de París—, «se requerirían cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad».

Según el IPCC, un cambio tan radical tendría que incluir transiciones en las áreas de uso de la tierra, energía, industria, edificios, transporte y ciudades, que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono (CO2) netas globales causadas por el hombre “en alrededor del 45 % desde los niveles de 2010 para 2030, y alcanzar la meta de “emisiones netas cero” para 2050 aproximadamente”.

Para poder saber más sobre este documento y poder descargarlo completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment