ArtículosArtículos destacadosGestiónIOT Internet de las cosasSmart HospitalTecnologíaUnidad de Cuidados Intensivos

Fecha: Octubre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Better Care
Web: ver aquí
Autor: Lluís Blanch, médico intensivista, director del Instituto de Investigación e Innovación Parc Taullí y fundador de Better Care; Bernat Sales, “computer sciences” y CEO de Better Care

En los entornos hospitalarios de atención al enfermo crítico, el acceso a una información precisa y actualizada es de vital importancia para identificar y tratar a los pacientes de manera efectiva, eficiente, precisa y personalizada. Actualmente, y de manera habitual, el personal sanitario anota en un papel la información que ofrecen los diferentes dispositivos a los que el paciente está conectado, para posteriormente introducirla manualmente en la historia clínica. En ambos procesos manuales aparecen inconsistencias que retrasan la entrada de datos y dificultan su integridad. La conectividad entre los diferentes dispositivos médicos resulta pues imprescindible para eliminar estos puntos críticos en la cadena de datos, proporcionando al personal asistencial información completa, precisa y actualizada.

Hasta que Better Care lanzó al mercado su plataforma BC Link, la dificultad residía precisamente en lograr transformar en uno solo los diferentes lenguajes informáticos que utilizan los múltiples dispositivos conectados a los enfermos críticos, y ofrecer en un solo espacio -pantalla- el conjunto de datos obtenidos. A través de un complejo sistema de algoritmos, la compañía catalana ha logrado ser la primera en aunar estos lenguajes y dirigir toda la información hacía su plataforma BC Link, accesible desde cualquier dispositivo tecnológico (PC, tableta o móvil). BC Link recopila toda la información, la reconvierte a un único lenguaje informático, la ofrece en tiempo real a los profesionales sanitarios y crea alertas personalizadas para cada paciente en función de su diagnóstico.

Existen un buen número de estudios que indican que entre un 10% y un 25% de la información introducida manualmente en las historias clínicas contiene errores que pueden comportar la toma de decisiones inadecuadas para la evolución positiva del paciente. Por ejemplo, registrar incorrectamente la presión arterial puede llevar a administrar una dosis inadecuada de un medicamento, poniendo en riesgo la salud del paciente. La conectividad de dispositivos médicos permite la automatización del flujo de datos, eliminando la recopilación manual y la posibilidad de que se produzcan errores en la transcripción. Por otro lado, el acceso a la información en tiempo real permite a los equipos médicos y asistenciales reducir el error a la mínima expresión y tomar decisiones de manera más rápida, precisa y segura, anticipando el tratamiento y mejorando el pronóstico.

Para poder seguir leyendo el artículo sobre la plataforma BC Link de Better Care y descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

5 (100%) 5 vote[s]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment