ArtículosArtículos destacadosDocumentación técnica COVID-19GestiónGestión de pandemiasServicios Hospitalarios

Fecha: Marzo 2020
Idioma: Inglés
Procedencia: Medium
Web: ver aquí
Autor: Tomar Pueyo, Ingeniero, VP Growth en Course Hero

Este artículo incluye las siguientes cuestiones sobre lo que está ocurriendo con el Coronavirus, acompañadas de múltiples gráficas, datos y modelos con abundantes fuentes de referencia:

  • ¿Cuántos casos de coronavirus habrá en tu zona?
  • ¿Qué pasará cuando estos casos se materialicen?
  • ¿Qué deberá hacer?
  • ¿Cuándo?

Como político, empresario o representante de tu comunidad, tienes el poder y la responsabilidad de prevenir esta catástrofe. Los resultados de las investigaciones confirman que el coronavirus está creciendo a una velocidad exponencial, los sistemas sanitarios están o estarán saturados, el personal sanitario estará agotado o contagiado, deberán seleccionar a qué pacientes suministrar oxígeno, la única manera de prevenir las afirmaciones anteriores es el aislamiento social a partir de ya, lo que significa mantener a cuanta más gente posible en casa.

Es evidente que surjan dudas al respecto como ¿Estamos exagerando? ¿Estamos provocando el pánico? ¿Será mejor que lo hagan los otros primero? ¿Estaremos causando un daño irreparable en la economía?

Pero en 2-4 semanas, cuando el mundo entero esté en aislamiento, cuando estos pocos y tan preciados días de distanciamiento social nos hayan permitido salvar vidas, nadie te va a criticar, sino que habremos hecho lo correcto.

El número total de casos creció exponencialmente hasta que China los contuvo, pero una vez se extendió fuera de China, se convirtió en una pandemia. A día de hoy, esto es debido principalmente a Italia, Irán y Corea del Sur. Pero existen decenas de países con índices de crecimiento exponencial. A día de hoy la mayoría son occidentales.

Para entender lo que ocurrirá, o cómo prevenirlo, debemos analizar aquellos casos que ya han pasado por ello: China, los países del este asiático con experiencia en SARS e Italia.

Es importante destacar que eran muchos los casos reales de coronavirus que en el momento no se conocían, las autoridades no saben quién empieza a tener síntomas. Solo lo pueden saber cuando acude a la consulta y obtiene un diagnóstico. Lo que significa que los casos de coronavirus son superiores a los que las autoridades obtienen.

El resto de regiones de China estuvieron bien coordinadas por el gobierno central y actuaron de manera inmediata con medidas drásticas, cada una de estas regiones tuvo el potencial de convertirse en exponencial, pero gracias a medidas puestas en marcha a finales de enero, todas ellas detuvieron el virus antes de que pudiera extenderse.

Mientras tanto, Corea del Sur, Italia e Irán tuvieron un mes para tomar nota, pero no lo hicieron. Empezaron con el mismo crecimiento exponencial de Hubei y sobrepasaron cada una de las regiones chinas antes de finales de febrero.

¿Qué deberíamos hacer?
Lo cierto es que el coronavirus ya es una pandemia, no puede eliminarse. Pero lo que podemos hacer es reducir su impacto. Algunos países han sido ejemplares, el mejor es Taiwan, muy conectado a China y con menos de 50 casos hoy en día.

Ellos han sido capaces de contenerlo, pero muchos países no tienen su experiencia y no han podido hacerlo. Ahora, están centrados en mitigar los efectos de la enfermedad, tienen que hacer el virus tan inofensivo como sea posible.

Si reducimos las infecciones tanto como podamos, nuestros sistemas sanitarios serán capaces de gestionar los casos mucho mejor, reduciendo la tasa de mortalidad. Y si extendemos esto en el tiempo, llegaremos a un punto en el que la sociedad podrá ser vacunada, eliminando todo el riesgo a la vez. Así que nuestro objetivo no es eliminar los contagios por coronavirus, sino posponerlos. Cuanto más pospongamos los casos, mejor podrá funcionar el sistema sanitario, más baja será la tasa de mortalidad y más alto el porcentaje de población que podrá ser vacunada antes de ser infectada.

El único método para cumplir con estos objetivos es el distanciamiento social. La peor infección viene través de las superficies. El virus puede llegar a sobrevivir hasta 9 días en diferentes superficies como el metal, cerámica y plásticos. Esto significa que cosas como los pomos de las puertas, las mesas o los botones del ascensor pueden convertirse en vectores de transmisión terribles. La única manera de reducir realmente esto es a través de distanciamiento social: que la gente se quede en sus casas tanto como sea posible, durante el máximo tiempo posible hasta que esto retroceda.

Para poder leer este artículo completo de Tomas Pueyo publicado Medium síguelo leyendo en la página de este medio.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment