ArtículosDocumentaciónElectricidadInstalaciones
Fecha: 05/07/2016
Idioma: Castellano
Autor: Agustin Bustos- Complejo Hospitalario de Jaén
Procedencia: AEIH

Introducción

Por la actividad asistencial que se realiza en los centros sanitarios y hospitalarios, uno de los criterios más importantes a tener en cuenta para el diseño de la instalación eléctrica es garantizar al máximo:

– EL SUMINISTRO ELÉCTRICO.

– LA SEGURIDAD Y FIABILIDAD DE UTILIZACIÓN.

Para ello, uno de los factores que contribuye es UNA CORRECTA CLASIFICACIÓN DE LAS CARGAS ELÉCTRICAS como elemento de diseño en la instalación.

Objetivos

Un corte de suministro eléctrico en la red, es imprevisible, y los efectos que este puede tener en un Centro Hospitalario, pueden tener graves consecuencias, dando lugar a:

Problemas para los pacientes

La falta de suministro eléctrico a equipos de soporte vital, como equipos de ventilación asistida, diálisis, etc., puede provocar un desenlace fatal en el paciente.

Problemas para el personal sanitario

La pérdida de los sistemas de iluminación puede impedir la finalización de las tareas médicas y/o procedimiento quirúrgicos.

La falta de energía eléctrica puede provocar la inutilización de ciertas pruebas diagnósticas, pérdida de recursos vitales, etc. Como por ejemplo los bancos de sangre por pérdida de refrigeración.

La falta de energía eléctrica:

Dificultaría o impediría el traslado de enfermos de unas plantas a otras. Dificultaría hacer o repartir las comidas. Dificultaría el reparto de la lencería. Dificultaría realizar la limpieza y la retirada de la basura. Provocaría la falta de suministro de agua en puntos terminales. Provocaría problemas en el tratamiento de datos. Etc.

Por tanto el OBJETIVO ES:

MINIMIZAR LOS EFECTOS NEGATIVOS ANTE UN FALLO DEL SUMINISTRO DE LA RED ELÉCTRICA

y para ello podemos clasificar las cargas por:

– SEGURIDAD EN EL SUMINISTRO. – TOPOLOGIA DE LA RED ELECTRICA.


1- SEGURIDAD EN EL SUMINISTRO.

1.1- ESENCIALES.

Son las que requieren una garantía extra del suministro, ante un fallo de la red. Con los siguientes sistemas:

BATERIAS o SISTEMAS DE ALIMENTACIÓN ININTERRUMPIDA: cuando sea vital un tiempo de reanudación muy breve. ( < 0.5 segundos).

GRUPO ELECTROGENO: para aquellas cargas en que pueda permitirse un determinado tiempo en la reposición del suministro. ( < 20 segundos).

1.2.- NO ESENCIALES.

Son las que NO requieren una garantía adicional de suministro.

1.1.- CARGAS ESENCIALES 1.1.1- CRITICAS (conexión instantánea). Se conectará ante una falta de suministro en un tiempo inferior a 0.5 segundos, por lo tanto serán alimentadas desde un sistema de alimentación ininterrumpida.

1.1.1.1- ALIMENTADAS POR SAI´S. Quirófanos, UCI, Endoscopias, Servidor de datos informáticos, Control de los grupos electrógenos, Llamadas y control de enfermeras, Control de gases medicinales, Sistema de detección de incendios.

1.1.1.2- CON BATERIAS INCORPORADAS. Iluminación de seguridad.

1.2.1- NO CRITICAS (Conexión NO instantánea) Estas cargas se clasifican para que puedan conectarse al suministro complementario de forma automática en un tiempo máximo de 20 segundos. Esto es conectadas al GRUPO ELECTROGENO.

Escalonamiento por cargas preferentes        1 bloque cargas 10 segundos (según fabricante grupo)                            2 bloque cargas 20 segundos, ….

Iluminación, Ascensores de evacuación, Climatización enfermos aislados, Laboratorios, Bombas suministro combustible, Cargadores de baterías, Puertas acceso edificio, Sistemas de extinción de incendios.

Su única fuente es la red, quedando sin servicio ante un fallo y sólo lo recuperarán cuando haya sido reparada la anomalía.

Iluminación de consultas externas Climatización general Ascensores de no evacuación. Alumbrado exterior Lavandería Equipos no esenciales de cocina. Equipos no esenciales de electromedicina, TAC, Rayos X.


2.- TOPOLOGIA DE LA INSTALACION ELECTRICA.

Realizar agrupamientos según su uso:

Alumbrado Tomas de corriente usos generales Climatización Equipos informáticos Equipos de electromedicina…

Con objeto de poder:

Controlar el consumo energético. Facilitar el mantenimiento de las instalaciones y equipos. Controlar las perturbaciones, p.e. la tasa de distorsión armónica.

 

Resultados

La identificación y clasificación de las cargas permite:

Al personal sanitario conocer los sistemas para evitar que los equipos y su actividad pueda verse perjudicada por la falta de suministro eléctrico.

Al personal de mantenimiento tener las instalaciones identificadas y controladas. Y tener preparados los protocolos de actuación para reponer el suministro eléctrico, en los servicios vitales, en el menor tiempo posible.

Conclusiones

Con una correcta clasificación de cargas eléctricas podemos conseguir:

Aumentar la fiabilidad, seguridad y operatividad de la instalación eléctrica.

Mejorar la gestión y ahorro energético.

Mejorar el funcionamiento y mantenimiento de la instalación.

Disminuir el coste de la instalación en su dimensionamiento y mantenimiento.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment