Miembros de la Universidad de Valladolid y la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León han desarrollado un programa informático para que la asistencia sanitaria en esta comunidad sea más eficiente, que se sirve de diferentes modelos matemáticos para solucionar problemas complejos sobre recursos (como la asignación de médicos en zonas rurales) y mejorar la planificación y toma de decisiones.

La aplicación se llama `Proascyl`, y sus creadores han tenido en cuenta aspectos característicos de la comunidad como la extensión del territorio o la dispersión poblacional, lo que hace el reparto de recursos “mucho más complicado”.

En la estructura sanitaria de Castilla y León, cada hospital tiene una zona de referencia que forma un área básica de salud y, a su vez, dentro de esa área básica hay centros de salud que son centros de referencia y que están asociados a consultorios.

“De esta manera, si se pretende implantar un nuevo servicio de salud, como por ejemplo de fisioterapia, se tienen en cuenta como puntos de demanda los consultorios, que tienen una población asignada, y el programa permite aplicar diferentes criterios para asignar los profesionales, como el tiempo de desplazamiento que tendrían que invertir los pacientes o que se atienda a la mayor cantidad de gente”, han explicado.

La nueva herramienta, que ya sirve para gestionar los servicios de Atención Primaria en la región, no solo ofrece ayuda para tomar decisiones sobre nuevos servicios, sino que también posibilita valorar el estado de los que ya están en funcionamiento y reorganizarlos si es el caso.

Se trata de la primera experiencia a nivel nacional en el uso de este tipo de modelos matemáticos para la gestión sanitaria, relevantes a la hora de minimizar costes.

SUSTENTADO EN TRES `PATAS`

El sistema se sustenta sobre tres `patas`: las bases de datos, los propios modelos y la interfaz de usuario. Respecto a las bases de datos, además de los mapas con los diversos centros que conforman el sistema de salud regional, el programa incorpora mapas de carreteras con información sobre el tipo de vía o la velocidad de cada tramo, los datos de la población a través de las tarjetas sanitarias, la información sobre los distintos servicios y especialidades médicas y la disponibilidad de profesionales sanitarios

El primer problema de optimización que resolvieron los investigadores fue la ubicación de ambulancias en la geografía regional, “disponiendo de un número limitado de vehículos y tratando de atender a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible”.

“El programa tiene en cuenta variables como la pirámide poblacional”, apuntan los creadores al Servicio de Información y Noticias Científicas (Sinc).

Miembros de la Universidad de Valladolid y la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León han desarrollado un programa informático para que la asistencia sanitaria en esta comunidad sea más eficiente, que se sirve de diferentes modelos matemáticos para solucionar problemas complejos sobre recursos y mejorar la planificación y toma de decisiones.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment