Los dos codirectores del curso Prioridades en gestión de investigación biomédica y ciencias de la salud, Antonio Luis Andreu, subdirector general de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III, y Galo Peralta, director del Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (Ifimav), piensan que, aunque son varias las prioridades para una correcta gestión de la investigación biomédica, el azote presupuestario actual obliga a situar a los hospitales universitarios y a los institutos creados en torno a ellos como las grandes apuestas del sistema de investigación biomédica, al permitir concentrar “esfuerzos de todo tipo”.

Andreu ha señalado que los hospitales del SNS son estructuras muy potentes en lo asistencial, pero también lo han de ser en la investigación: “Cada vez más nos encontramos con grupos de excelencia investigadora en hospitales, a los que hay que dotar de presupuesto para seguir grandes proyectos. Y para que el esfuerzo económico se materialice en buenos resultados se han introducido cambios estructurales y organizativos en la actual Estrategia Nacional de Ciencia y Tecnología”.

Y es en ese entorno de los hospitales donde la figura de los institutos de investigación sanitaria, que serán acreditados externamente y que pasarán a formar parte de una red de institutos de excelencia científica y asistencial, cuyo elemento central será el Carlos III, se hace cada vez más relevante. Ya son 18 los centros acreditados y está a la espera de cerrar “algunas dificultades” el Ifimav, que Andreu definió como un “instituto de referencia en varias áreas”.

Un ejemplo de cómo aprovechar al máximo las sinergias entre hospitales e institutos llega desde el Ciber de Enfermedades Respiratorias -Ciberes-, y el de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina -Ciberbbn-, cuyos coordinadores han acordado en la sede del Carlos III facilitar el establecimiento de relaciones entre los investigadores de ambos centros, y fomentar las sinergias entre sus grupos de investigación.
En tiempos de crisis nada mejor que echar mano de un viejo tópico, que ahora ha dejado de serlo. Con el sector público y el privado en fase de sufrimiento por la recesión, a los gestores de la investigación biomédica en España no les queda otro remedio que “aprovechar sinergias”.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment