La Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya dejará fuera de servicio unas 3.525 camas la primera quincena de agosto por la caída de actividad que se produce en verano, especialmente en el mes de agosto, según ha explicado el gerente de Compra y Evaluación de Servicios del Servei Català de la Salut (CatSalut), Josep Maria Argimon.

En este periodo, los 64 hospitales repartidos por el territorio catalán funcionarán con el 75% de las camas disponibles, mientras que esta primera quincena de julio los hospitales funcionan con el 85% de plazas, si bien el departamento puede reabrir plantas en el caso de que se necesite.

Argimon ha explicado que Catalunya cuenta con 14.100 camas hospitalarias, aunque nunca planifica una ocupación plena del 100%, y de hecho durante la época de la gripe en que este año se reabrieron 700 camas fuera de servicio se registró una ocupación aproximada del 95%, ha explicado Argimon.

Además, el departamento reforzará con 331 profesionales sanitarios los centros de atención primaria (CAP) de las zonas turísticas de la costa de Girona -con 173- y Tarragona -con 123- por el aumento de demanda, especialmente ambulatoria, durante la época estival. Otros 35 sanitarios reforzarán algunos hospitales con un aumento de la demanda tanto de turistas autóctonos como extranjeros, ha explicado Argimon.

Tras la actualización de la orden de precios sobre las prestaciones sanitarias aprobadas por el Institut Català de la Salut (ICS) este año, los profesionales de los ambulatorios han recibido órdenes de cumplir con el deber de cobrar las visitas a turistas de países que no cuentan con un convenio de seguro con España. Con este fin, los CAP han instalado datáfonos para pasar las tarjetas de crédito y ser más eficientes y rigurosos para con los cobros de visitas a urgencias.

Habrá que esperar a después de verano para hacer balance de la facturación realizada a terceros estos meses, según ha destacado Argimon, quien ha defendido que la actualización de los precios -no realizada desde 2005- hace que éstos se adecuen al mercado. Como ya señaló el gerente del ICS, Joaquim Casanovas, a mediados de año: “Sólo cobraremos aquello de lo que tenemos la obligación y es preferible que se haga con tarjeta para evitar la circulación de dinero”, pero en ningún caso ello significa que se facture por actividad privada porque esto lo impide la ley.

Los 64 hospitales catalanes funcionarán con el 75% de las camas disponibles pero se refozarán las zonas turísticas de la costa con 331 sanitarios

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment