Bloque quirúrgicoCirugía mayor ambulatoriaNoticiasServicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento

Fecha: 27/11/2018

Procedencia: Consorci Sanitari del Maresme

Web: ver aquí

Autor: Consorci Sanitari del Maresme

 

El Consorci Sanitari del Maresme tiene prevista la remodelación del área de cirugía ambulatoria para la construcción de un nuevo quirófano clase A, en el Hospital de Mataró (Barcelona). La obra, que forma parte de un plan de renovación y mejora de sus infraestructuras, comienza a finales del mes de noviembre, tendrá una duración prevista de 3 meses y un coste global de 647.874 € + iva.

El proyecto y dirección de obra ha sido adjudicada, mediante la realización de un concurso público con procedimiento abierto simplificado, al equipo de Mario Corea Arquitectura.

La ejecución de la obra ha sido adjudicada, mediante la realización de un concurso público con procedimiento abierto simplificado, a la empresa Construcciones Cots i Claret.

Actualmente el servicio de cirugía ambulatoria ocupa un área de 290 metros cuadrados y cuenta con tres salas de cirugía de clase C con sus respectivos espacios de soporte.

La actividad prevista a realizar en el nuevo quirófano será de tipo oftalmológica. Con esta remodelación, se pretende asegurar la calidad de atención a los pacientes con equipamiento de última generación: microscopio quirúrgico telescópico de techo, que proporcione la máxima amplitud en quirófano para todos los procedimientos quirúrgicos, calidad óptica en los niveles más altos, especialmente en términos de profundidad de campo y brillo; monitores y servicios de grabación full HD; panel técnico integrado con pantallas de 43”; entre otras innovaciones tecnológicas, facilitando así también el trabajo de los profesionales.

La propuesta arquitectónica se resolvió con el trabajo pluridisciplinar de técnicos de la dirección facultativa conjuntamente con el personal del hospital, analizando distintas alternativas y teniendo especial atención en los circuitos circulatorios, tanto en los existentes como en los futuros. De aquí que la propuesta surgida para este nuevo quirófano sea específica a su función proponiendo un transfer de entrada y otro de salida del paciente. El primero comunica con un pasillo interno y al atravesarlo, el paciente entra en un área de preparación para pasar a cirugía, y una vez terminada sale por un segundo transfer que comunica con la futura sala de UCSI (unidad de cirugía sin ingreso).

La reforma cuenta con la complejidad añadida de que el servicio no puede dejar de funcionar, por lo que se plantea realizarla en dos fases constructivas. En la primera se ejecutará una nueva sala de curas, los vestuarios de pacientes, sala de espera y baños. La segunda fase afectará a una de las salas existentes y parte de los vestuarios de personal, espacio donde se ubicará el nuevo quirófano, vestuarios y sala de descanso de personal. La reforma se completará con la rehabilitación del resto de los espacios de la unidad.

El nuevo servicio de cirugía ambulatoria quedará entonces dividido en dos sectores, uno estéril en el que se construirá el quirófano, y otro no estéril en que seguirán funcionando las tres salas de clase “C”.

En cuanto a la definición material de la intervención, se opta por dar una continuidad en la elección de acabados colocando materiales similares a los existentes para dar uniformidad entre la parte rehabilitada y la reformada. Por el contrario, en el sector del nuevo quirófano se apuesta por trabajar en una gama cromática similar a la del sector de quirófanos al que se integrará posteriormente.

 

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment