ArtículosArtículos destacadosDocumentaciónIOT Internet de las cosasTecnología

Fecha: Noviembre 2019
Idioma: Castellano
Procedencia: Hospital Clínic Barcelona
Web: ver aquí
Autor: Mario Garcia Causapié, Ingeniero Biomédico de la Dirección de Infraestructuras e Ingeniería biomédica del Hospital Clínic de Barcelona

Un hospital de tercer nivel como el Hospital Clínic de Barcelona es una pequeña ciudad con un ajetreo continuo: trabajan miles de personas, otros centenares están hospitalizadas o reciben tratamientos periódicamente y, además, hay un sinfín de equipos y objetos en constante uso y movimiento. Conocer su ubicación es crucial para un óptimo procedimiento asistencial y sobre todo nuestro Hospital, donde por razones históricas tenemos algunos servicios sin la compacidad que requerirían funcionalmente. Al estar emplazados en un edificio histórico de más de 100 años, la transformación de los espacios ha sido paulatina y, por ejemplo, tenemos prácticamente todo el bloque quirúrgico en la planta baja, pero dos quirófanos de urgencias se sitúan en la séptima planta, dos quirófanos de otorrino en la quinta, y los quirófanos de cirugía mayor ambulatoria están ubicados en el otro extremo del hospital.

Identificación por radiofrecuencia (RFID) del equipamiento
Para localizar el equipamiento susceptible a desplazarse por el Hospital: monitores portátiles, respiradores, bombas de infusión, camillas, sillas de ruedas, camas, etc. utilizamos tecnología de identificación por radiofrecuencia, llamada RFID por sus siglas en inglés Radio Frequency Identification, que permite conocer en tiempo real la localización y características de los equipos de valor repartidos por el Hospital a través de ondas de radiofrecuencia.
El Hospital Clínic de Barcelona ha optado des del inicio del proyecto, hace unos siete años, por utilizar siempre RFID de ultra baja frecuencia y pasiva, es decir, sin uso de baterías, opción que a nuestro parecer presenta una solución más económica y logísticamente más sencilla repercutiendo directamente en una mayor sostenibilidad del sistema.
Esta tecnología de identificación funciona gracias a unas etiquetas (tags) encapsuladas y adheridas en la superficie de los equipos a rastrear. Estas etiquetas contienen una antena con un microchip que almacena los datos del equipo: marca, modelo, su número identificativo, etc. Los tags permiten transmitir la información almacenada dentro del microchip que contienen siempre que pasan por dentro de una serie de arcos de paso —similares a los arcos emplazados en las entradas de los comercios— situados en los accesos de los distintos servicios del hospital, que actúan como emisor y receptor de señales y así nos es posible conocer la ubicación de los equipos dentro de un servicio determinado. Para visualizar toda la información que obtenemos del sistema RFID hemos desarrollado un software con una interfaz muy intuitiva que contiene los planos del hospital y nos permite conocer en tiempo real la ubicación de todos los equipos etiquetados. Además, hemos incorporado una aplicación de alarmas que automatiza ciertas labores de gestión de stocks dentro de las salas donde podemos monitorizar, por ejemplo, el número de activos que hay dentro o si un equipo lleva mucho tiempo sin moverse. En el caso que se sobrepasen ciertos umbrales predefinidos, lanzamos avisos informativos a los usuarios.

Para poder seguir leyendo este artículo sobre el control dinámico de objetos y personas en el ámbito hospitalario y poder descargar el documento completo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment