ArtículosDocumentaciónElectricidadInstalaciones
Fecha: 12/09/2016
Idioma: Castellano
Autor: Francesc Daura Luna, Ingeniero Industrial. Director de la Consultoría CEMDAL
Procedencia: CEMDAL

Los equipos electromédicos deben ser muy seguros, sobre todo los equipos que se deben conectar al cuerpo humano para realizar su cometido, en los que una faceta importante es su seguridad eléctrica.

El control de la seguridad eléctrica depende del diseño y la integración de las fuentes de alimentación en los equipos electromédicos. La norma EN 60601-1 (Equipos electromédicos. Parte 1: Requisitos generales para la seguridad básica y funcionamiento esencial) es la norma que aborda como controlar muchos de los riesgos asociados a los equipos electromédicos.

El cumplimiento de esta norma y el seguimiento de las metodologías de diseño para lograr el aislamiento eléctrico necesario para conseguir que el equipo sea seguro, puede ser una tarea compleja. En este caso, a diferencia de otras normas, la seguridad eléctrica no se considera dependiente de la tensión. La seguridad eléctrica depende de las corrientes de fuga. Esto es debido a que incluso una tensión muy baja aplicada a los tejidos y órganos internos humanos, puede causar un nivel de corrientes de fuga a través del cuerpo que puede ser fatal. La norma IEC 60601-1 establece los requisitos para estas corrientes de fuga. Un equipo electromédico debe estar diseñado de modo que funcione con seguridad en condiciones normales y también en condiciones anormales o de fallo.

s


Figura 1: Algunos de los símbolos más destacados para identificar el tipo de equipo electromédico de acuerdo al nivel de protección, siguiendo la norma EN 60601-1.

Hay muchas maneras de lograr el aislamiento básico en los dispositivos electromédicos y cada esquema de aislamiento es diferente. Esto es simplemente debido a que no existe un formato formal y cada ingeniero tiene una manera diferente de conseguir el aislamiento en el equipo que diseña.

El uso de electricidad en los equipos de diagnóstico, medición y terapia médica expone a los pacientes e incluso a sus cuidadores al riesgo de sufrir descargas eléctricas, quemaduras, daños en los órganos internos y a arritmias cardíacas debido directamente a las fugas de corriente que resultan de una incorrecta conexión a tierra y de un aislamiento eléctrico inadecuado.

La conductividad eléctrica de los fluidos corporales internos y la presencia de varios geles y soluciones conductoras en los cuidados del paciente hacen que el entorno del paciente sea muy vulnerable. Varias técnicas proporcionan aislamiento en el diseño de los equipos electrónicos.

La cuidadosa colocación de los componentes y el diseño de las tarjetas de circuito impreso (TCI) proporcionan la separación adecuada entre los componentes en las proximidades de las mayores tensiones en la TCI.

Artículo completo para descargar a continuación

 




Necesitas estar registrado para ver el contenido

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment