Guía técnica de Eficiencia Energética en Iluminación: Hospitales y centros de atención primaria

IDAE y CEI | ABRIL 2020
Documentos Instalaciones Iluminación Sostenibilidad Guía técnica de Eficiencia Energética en Iluminación: Hospitales y centros de atención primaria

Introducción

La luz es una necesidad humana elemental y una buena luz, por tanto, es esencial para el bienestar y la salud.

La iluminación en hospitales, salas de consulta, etc., debe servir a dos objetivos fundamentales: garantizar las óptimas condiciones para desarrollar las tareas correspondientes, y contribuir a una atmósfera en la que el paciente se sienta cómodo. Todo esto garantizando la máxima eficiencia energética posible.

Los servicios relacionados con la salud están sufriendo cambios estructurales muy importantes. Por un lado, los centros hospitalarios son espacios para el servicio social con importantes requerimientos de confort y, sobre todo, de prestación de las últimas técnicas médicas. Sin embargo, por otro lado, un centro hospitalario es también un centro de servicios en el campo de la salud, que se debe regir por las reglas de la economía con respecto a la calidad y coste de sus servicios.

Como punto importante, cabe destacar que, además de la iluminación, es de especial interés el énfasis que se está dando a las «unidades de servicios médicos», las cuales son usadas en hospitales, centros de rehabilitación y geriátricos. Estas unidades son complejos técnicos proveedores de los servicios de potencia, comunicación, gases medicinales e iluminación. La integración de la iluminación con estos otros servicios confiere a los proyectos de iluminación unas características complejas de diseño, de prestaciones técnicas, y de cumplimientos de regulaciones y normativas muy específicas, que pocas veces se dan en otro tipo de instalaciones.

La adecuada iluminación puede influir en el estado de ánimo de las personas, y, por tanto, combinada con otros elementos, contribuir significativamente al proceso de recuperación del enfermo creando entornos más hogareños (ambientes cálidos, iluminación por zonas, control de la iluminación por el enfermo, y materiales más confortables), y conseguir reducir significativamente los tiempos de recuperación, contribuyendo de una forma efectiva al bienestar del paciente. Todo esto utilizando las tecnologías disponibles, y primando siempre la eficiencia de las instalaciones.

El ahorro de energía también es una prioridad, tanto por la necesidad de reducir costes en la explotación de los centros como por la aportación que esta reducción de la carga energética hace a la conservación del medio ambiente. Los centros hospitalarios son espacios de uso público, de difícil control de los hábitos de los usuarios, y de uso muy continuado. Estas características hacen que, en este tipo de edificios, la utilización de tecnologías destinadas a garantizar un control de las cargas energéticas, y por tanto de sus costes, independientemente del tipo de uso, sea más importante que en otro tipo de sectores.

Las nuevas técnicas y equipos de iluminación, mucho más eficaces, proveen al proyectista en iluminación la oportunidad de acometer con éxito el compromiso entre los requerimientos deconfort para el paciente y de prestación visual para el profesional, y el necesario control sobre el incremento de los costes energéticos.

La sociedad europea requiere, cada vez más, asistencia sanitaria de mayor calidad y más amplia. Además, se alarga su esperanza de vida, motivo por el que hay una demanda superior de servicios geriátricos y hospitalarios. Esto supone un mayor peso específico de los centros relacionados con la salud en el reparto de los consumos de energía en iluminación, y, por tanto, un potencial de ahorro importante.

Desde el punto de vista energético y medioambiental, podemos destacar que, aunque el peso específico de la iluminación respecto al consumo total de energía de un hospital o centro de asistencia primaria varía, está entre un 20% y un 30%.

Pero lo más destacado del sector de la iluminación en los hospitales y centros de asistencia primaria, es que se estima que tiene un potencial de ahorro del 30%, lo que supondría reducir sustancialmente las emisiones de CO2.

Por tanto, es muy importante la utilización de iluminación eficiente, mediante luminarias de alto rendimiento, que incorporen equipos de bajo consumo y fuente de luz de alta relación lumen/vatio, unida al uso de sistemas de regulación y control adecuados a las necesidades del local a iluminar, lo que permitirá tener unos buenos niveles de confort sin sacrificar la eficiencia energética.

Índice

  1. Introducción
  2. Objetivo
  3. Campo de aplicación
  4. Clasificación de actividades
  5. Criterios de calidad y diseño
  6. Fuentes de luz
  7. Tipología de sistemas y elementos de iluminación
  8. Parámetros de iluminación reocmendados
  9. Eficiencia de los sistemas de iluminación
  10. Criterios de eficiencia energética en la instalación, explotación, mantenimiento, control y gestión energética
  11. Índice de eficiencia energética. CTE-HE3
  12. Procedimiento para realización de un proyecto energetiacemente efieicnete
  13. Casos practivos de proyectos de iluminación
  14. Notmaticas y recomendaciones
  15. Anexo1
  16. Glosario de definiciones técnicas
  17. Bibliografía y webs de interés

Para poder descargar esta guía completa sobre la eficiencia energética en iluminación debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata