El área de gestión clínica implantada en el 12 de Octubre de Madrid para atender al enfermo mental ha logrado disminuir el número de inscritos en las listas de espera y ha acortado el tiempo que transcurre entre la visita del enfermo a la Atención Primaria y su paso por la consulta especializada, según ha expuesto a este periódico el jefe del Servicio de Psiquiatría del hospital, Miguel Ángel Jiménez.

Esta fórmula de trabajo permite coordinar el funcionamiento del propio hospital y de cinco centros de salud mental, de manera que la Gerencia de aquél delega competencias en los profesionales y éstos, a cambio, adquieren “un margen de maniobra mucho mayor”. De acuerdo con el razonamiento de Jiménez, el área de gestión clínica la conforman los seis “dispositivos” referidos (un hospital más cinco centros), que funcionan como unidades coordinadas entre sí, y, de ese modo, “se estimula la corresponsabilidad en la gestión”.

El 12 de Octubre de la capital comenzó a utilizar esta manera de organizarse en sus servicios de salud mental hace poco más de un año, en concreto en enero de 2011, y, en ese intervalo de tiempo, “hemos conseguido disminuir las listas de espera así como el número de pacientes inscritos en ellas, y, en general, los diversos indicadores de funcionamiento han mostrado una clara mejoría”. “Se crean grupos cooperativos que detectan campos de mejora, y al clínico se le motiva al delegar en él la Gerencia responsabilidades administrativas y de gestión”, confirmó este especialista.

Otras comunidades autónomas, entre ellas Asturias y Galicia, también han ensayado esta clase de directrices de organización y funcionamiento –siempre según el entrevistado–, y, por lo general, cabe subrayar su éxito por cuanto “es una fórmula de gestión funcional mucho más interactiva para el profesional y más rentable, práctica y cómoda para el gerente”.
Preguntado por la interrelación del área de gestión clínica en este campo con la Atención Primaria, adonde acude en primera instancia el paciente, Jiménez aseguró que también contribuye a agilizarla, ya que los centros y el hospital integrados reciben a enfermos derivados de los ambulatorios y “facilitan el acceso a las prestaciones de manera más ordenada”. Pero, en todo caso, se trata de un área independiente del primer nivel asistencial, al que mejora y dinamiza, a diferencia de otros modelos organizativos en los que se unifica en una sola área la asistencia de Primaria y Especializada.
El gerente delega competencias en el profesional que lo dotan de mayor autonomía

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment