La realidad inmersiva entra en el sector sanitario para mejorar la salud de las personas

Broomx | JUNIO 2021
Artículos Tecnología Equipamiento Médico Psiquiátrica Geriátrica La realidad inmersiva entra en el sector sanitario para mejorar la salud de las personas

Seguir con el dedo una estela de luz que se proyecta en una habitación y que está en continuo movimiento es una acción extremadamente complicada para una persona que sufre de hemonegligencia o síndrome de negligencia unilateral, un trastorno que le impide detectar objetos o estímulos en el lado opuesto del cerebro afectado por una lesión cerebrovascular. La estela de luz forma parte de la realidad inmersiva aplicada como terapia de rehabilitación en el Institut Guttmann a pacientes con este tipo de trastorno neurológico.

Desde hace escasos meses, diversos hospitales y geriátricos españoles están incorporando la realidad inmersiva de la compañía barcelonesa Broomx con resultados excelentes en la mejora de la salud de las personas. Su tecnología plug&play se incluye en las sesiones terapéuticas dirigidas tanto a pacientes como a profesionales sanitarios, con la gran ventaja de que no precisa de la utilización de gafas 3D, que limitan a un máximo de 30 minutos las sesiones de realidad virtual, además de facilitar la participación individual o en grupo de los pacientes o los profesionales.

Este tipo de experiencias multisensoriales pueden crearse en cualquier espacio cerrado con el proyector MK360, patentado por Broomx y único en el mundo, al que le acompaña un extenso catálogo de imágenes -muchas de ellas interactivas- y sonido. Inicialmente, la realidad inmersiva se aplica en España básicamente en tres diferentes ámbitos sanitarios: la estimulación física y cognitiva, la recuperación de lesiones neurológicas y en sesiones terapéuticas dirigidas a recuperar del agotamiento mental a los profesionales sanitarios sometidos a grandes tensiones durante la pandemia y en su bienestar emocional en general. Sin embargo, las áreas de aplicación se van ampliando a medida que los resultados demuestran ser eficaces en la mejora de la salud de las personas.

Fundada en 2015, de la mano de los diseñadores Serrano Brothers -Diego y Pedro-, Ignasi Capellà, Sergi Lario, Xavi Vinaixa, Alex Posada y Gabriel Lecup, Broomx desarrolló y patentó el proyector MK360 y su tecnología, confeccionando un amplio catálogo de imágenes y sonido a lo largo de más de cinco años de vida de la empresa. Sus primeros pasos los dio lejos del sector sanitario. La empresa se inició en la hostelería, el automóvil y el turismo, para promoción de productos, celebración de eventos o bien ofreciendo experiencias únicas en estancias hoteleras. Fue en 2019 cuando el Ministerio de Salud de Canadá presentó un proyecto difícil de rechazar: aplicar la realidad inmersiva como apoyo a las terapias en clínicas geriátricas y centros sanitarios enfocados a personas con trastornos mentales. Desde entonces, la realidad inmersiva no ha hecho más que crecer en el país norteamericano, adentrándose en otras áreas clínicas a través de sesiones de relajación y estimulación de memoria, esta vez dirigidas a personas que padecen Alzheimer.

A principios de este año, la compañía decidió aportar su tecnología al sector sanitario español. Centros de referencia, como el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, el Hospital de Olot o el referido Institut Guttmann, además de diversos grupos geriátricos, como Domus Vi y Arrels, han incorporado la realidad inmersiva en su día a día. En el Hospital Vall d’Hebron, por ejemplo, se combinan las sesiones de mindfulness destinadas a sus sanitarios con la realidad inmersiva, para ayudarles en la recuperación de la fatiga crónica que presentan por los esfuerzos realizados durante la pandemia. Los resultados se han demostrado tan positivos que se está trabajando para implementar esta tecnología en todas las unidades del hospital.

En el ámbito de geriatría, la realidad inmersiva ayuda a la estimulación física y cognitiva de los residentes de los centros. Las sesiones son aquí reducidas, tanto en tiempo como en participantes, pero con unos resultados inmejorables. Guiados por un terapeuta, las personas mayores no dudan en levantar los brazos cada vez que la montaña rusa desciende a gran velocidad por los railes, sin faltar los gritos y las risas de emoción de haber superado el reto cuando el trayecto finaliza. Impone también la voluntad de una anciana que intenta conseguir el primer puesto en la serpiente ciclista durante la Vuelta a España, cuando semanas antes se negaba a realizar sencillos ejercicios físicos que le proponía la fisioterapeuta.

En España, la realidad inmersiva dirigida al apoyo a las sesiones terapéuticas hospitalarias se encuentra hoy en día en fase de implementación en diversos centros sanitarios, en áreas como oncología, pediatría, neurología o rehabilitación. Fuera de la península, también ha conquistado, de momento, diversos hospitales del sistema público de Inglaterra.

Para poder seguir leyendo este artículo sobre la realidad inmersiva entra en el sector sanitario para mejorar la salud de las personas y descargarlo en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Patrocinadores Platino

Patrocinadores Plata