La organización del nuevo Bloque Quirúrgico de Vall d’Hebrón

Dr. Joan Antoni Hueto. Coordinador Proceso Quirúrgico Hospital Vall d’Hebron | 28/11/2016
Servicios Hospitalarios Servicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento Bloque quirúrgico Documentación Artículos La organización del nuevo Bloque Quirúrgico de Vall d’Hebrón




Un bloque quirúrgico es una de las instalaciones clave de cualquier hospital por su impacto en los resultados en salud de la población atendida y por ser uno de los centros de consumo de recursos más importantes. Es imprescindible que esté dotado adecuadamente de personal, instalaciones y suministros y unos procedimientos operativos que garanticen un funcionamiento eficiente y seguro, tanto para los pacientes como para el personal. La gestión de un bloque quirúrgico debe maximizar la eficiencia de los recursos humanos y materiales, con la dificultad que supone combinar la actividad programada con la urgente, planificando la distribución de los quirófanos en las distintas especialidades en función de una demanda que puede ser cambiante.


La organización clásica de la actividad quirúrgica tiende a un modelo estático, asignando los bloques de actividad a las distintas especialidades quirúrgicas en función de datos históricos de demanda dejando huecos para urgencias e incidencias. Este modelo tradicional simplifica la organización del trabajo en los servicios quirúrgicos, pero es muy ineficiente para dar respuesta a una demanda que puede ser fluctuante, no consigue una ocupación intensiva del tiempo disponible de quirófano y es complicado incorporar a la programación las urgencias e incidencias que se puedan producir.


Los modelos organizativos más modernos preconizan una estructuración mucho más flexible de la planificación quirúrgica con asignaciones fijas para la cirugía programada pura o intervenciones que precisan alta tecnología y otros bloques de asignación variable en función de la urgencia y la demanda. Este modelo de planificación precisa la integración y centralización de la planificación de todos los servicios quirúrgicos implicados. Su implantación hace indispensable un cambio cultural en la organización, en la que los diferentes departamentos pasen de competir por los recursos a una actitud en la que prime la colaboración y cooperación entre ellos.


Conseguir el máximo rendimiento de los quirófanos va a precisar también gestionar en tiempo real las operaciones del bloque quirúrgico. La aplicación de estos modelos más dinámicos aconseja un alto grado de estandarización de los procedimientos y el soporte con sistemas de información adecuados.


La imparable incorporación de nuevas tecnologías y la mayor fragilidad de los pacientes atendidos debido al envejecimiento de la población y el aumento de la comorbilidad son los retos más importantes que vamos a enfrentar en las próximas décadas. Pacientes más frágiles precisarán de procedimientos menos traumáticos y menos invasivos, y es ahí donde la tecnología va a desempeñar un papel fundamental en el futuro. Las nuevas técnicas de anestesia y reanimación acompañarán estos avances, junto con nuevos enfoques de alta eficiencia del proceso quirúrgico como la prehabilitación y las vías rápidas para procedimientos altamente protocolizados y estandarizados.


El nuevo bloque quirúrgico del Hospital Vall d`Hebron ha sido específicamente diseñado para dar respuesta a los requerimiento actuales y futuros de la cirugía. Su concepción y desarrollo se ha llevado a cabo mediante la estrecha colaboración de arquitectos, ingenieros y clínicos asistenciales, dotándolo de las máximas características operativas y de seguridad que una infraestructura moderna de este tipo requiere.


 


Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata