DocumentaciónDocumentosNeonatológicaServicios HospitalariosUnidades Hospitalización

Fecha: 03/12/2018

Procedencia: Vall d’Hebron

Web: ver aquí

Autor: Luisa Sarrias Pedemonte, directora de Servicios Generales del Hospital Universitario Vall d´Hebron

 

El Hospital Materno Infantil Vall d’Hebrón de Barcelona dispone de una unidad de Biberonería, donde se realizan aproximadamente 1.000 preparaciones al día para abastecer las necesidades de todo el hospital. La biberonería está diseñada y adecuada para la gestión y preparación de las fórmulas artificiales y papillas especiales (incluidos túrmix especiales).

Pero actualmente existe una demanda mayor a la que la biberonería actual pueda responder para la alimentación de los Neonatos. Por ello era necesaria la ampliación de la unidad existente.

La gestión de la leche materna se coordina desde la Unidad de Neonatos (NN), lugar en el que se consume la gran mayoría de leche materna. La Unidad sirve cada día 350 biberones de vidrio vacíos aproximadamente a las madres para que los devuelvan llenos con la leche materna.

En los últimos años, se han ido registrando múltiples incidencias relacionadas con los biberones de vidrio utilizados para la leche materna, tales como la aparición de pequeños cristales dentro de los biberones, biberones en mal estado (rallados, desgastados y con pegamento externo de las etiquetas adhesivas que perduran tras el lavado y esterilizado), y avisos de contaminación de los biberones (los que se envían a microbiología para su análisis bacteriológico). Todo esto compromete la seguridad de los pacientes y la imagen del Hospital.

 

PROGRAMA FUNCIONAL

Por lo tanto, con todo lo expuesto anteriormente sobre el funcionamiento de la actual Biberonería, se propone la “gestión total” (recepción, recuento, almacenamiento, identificación, preparación, registro y distribución) de la leche materna concentrada en la unidad de Biberonería.

Aprovechando que la unidad actual queda afectada por las obras de las Consultas Externas, se quiere aprovechar para rediseñarla cumpliendo con las nuevas necesidades del servicio. Es decir, trasladar, ampliar y adecuar las instalaciones para asumir, además de la preparación de la leche artificial y las papillas especiales, la gestión completa de la leche materna.

La nueva distribución que proponen los asistenciales sería la siguiente:

  • Recepción y almacenamiento de la leche materna, con ventanilla de recepción en el exterior y con zona para neveras, comunicado con la zona de preparación y la de almacenamiento: 10 m²
  • Zona de preparación única, aunque diferenciando del área para leche materna: 30 m²; área para leche artificial: 34,02 m²; y área para papillas artificiales: 12,17 m².
  • Zona de almacenamiento de material, productos y biberones con entrada desde el exterior para evitar contaminación de las zonas higienizadas: 15 m²
  • Antesala con zona para equipamiento informático para la gestión de las pautas y la edición de listados y etiquetas de los pacientes dentro de la zona de preparación: 10 m²
  • Zona de lavado para limpieza de utillaje, con lavadora y termo-desinfectadora: 15 m²
  • Zona de despacho para los dietistas, comunicado con la zona de preparación: 12 m² (importante: validan las pautas y dan respuesta directa a las incidencias)
  • Pasillo limpio para poder repartir los carros con las preparaciones: 6 m²

Dado que el espacio destinado a la nueva Biberonería comprende una superficie construida de 96,80 m² sin incluir el almacén, las dimensiones propuestas se han tenido que adecuar al espacio y a las nuevas necesidades.

Es muy importante disponer de un espacio higiénico aislado de corrientes y de ventilaciones, por este motivo la zona se tratará como una sala blanca a nivel de arquitectura (revestimientos, pavimentos, techos, mobiliario y equipamiento) pero sin tratamiento especial del aire.

 

RELACIÓN DE SUPERFICIES ÚTILES Y CONSTRUIDAS Y RESUMEN DEL EDIFICIO.

La nueva  Biberonería debe estar necesariamente cerca de la unidad de Neonatos, pues, para poder asumir la gestión de la leche materna requiere una estrecha relación con el equipo de la unidad de recién nacidos y colaboración directa con la enfermera referente en lactancia materna. Por otra parte, el circuito de los biberones debe ser corto para un mayor control y confort de las madres lactantes. La unidad debe estar bien comunicada con los ascensores para poder transportar los carros de biberones y leches sin dificultades. Y por último, el suministro de leche, preparados, agua, etc. debe ser fácil y práctico, tanto desde el exterior al almacén, como del almacén a la Biberonería.

 

CUADRO DE SUPERFICIES
BIBERONERÍA Metres cuadrados útiles
VESTÍBULO 5.55
RECEPECIÓN DE MUESTRAS 2.37
LECHE MATERNA 8.08
LAVADO 7.38
ANTESALA 13.79
PREP. BIBERONES, LECHE ARTIFICIAL Y FÓRMULAS 28.47
PREP. TURMIX Y FÓRMULAS 9.14
DESPACHO 10.56
SUPERFICIE ÚTIL 85.34 m2
SUPERFICIE CONSTRUIDA 96.80 m2
ALMACÉN
ALMACÉN SUPERCIE ÚTIL 25.84
SUPERFICIE CONSTRUIDA 28.20 m2
TOTAL SUPERFICIE ÚTIL 118.18 m2
TOTAL SUPERFICIE CONSTRUIDA 125.00 m2

 

Galería de planos:

 

Si desea descargarse la memoria de instalaciones de la nueva biberonería debe iniciar sesión o darse de alta en el portal

 

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment