El óxido nítrico es la opción terapéutica idónea para tratar algunas patologías respiratorias y/o cardiacas

25/05/2015
Servicios Hospitalarios Servicios Centrales Diagnóstico y Tratamiento Noticias El óxido nítrico es la opción terapéutica idónea para tratar algunas patologías respiratorias y/o cardiacas

La edad pediátrica y el abordaje de las enfermedades asociadas a esta etapa son grandes desafíos en la clínica actual. La hipertensión pulmonar, el trasplante pulmonar y la disfunción del ventrículo derecho son algunas de las situaciones más conocidas. Por eso, los expertos reunidos durante el Simposium: Utilización del Óxido Nítrico en el paciente de CIP (cuidados intensivos pediátricos) organizado por Linde Healthcare con el objetivo de revisar las indicaciones del óxido nítrico en pediatría así como sus posibles efectos secundarios, han señalado la importancia de utilizar el óxido nítrico en el paciente pediátrico para tratar patologías respiratorias y/o cardiacas.


 


Durante la jornada se ha destacado, asimismo, que debido a la gravedad de las patologías existentes se han desarrollado líneas de trabajo e investigación para abordarlas. En este sentido, el tratamiento con óxido nítrico puede tener un papel muy importante en el tratamiento de ciertas patologías, siempre y cuando esté correctamente indicado. Así, por ejemplo, la indicación principal sería en situaciones de hipertensión pulmonar, trasplante pulmonar y la disfunción del ventrículo derecho. Tal y como asegura la doctora Susana Segura, pediatra intensivista del Hospital San Juan de Dios de Barcelona, "el óxido nítrico permite mejorar la relación ventilación-perfusión, disminuir las resistencias vasculares pulmonares y reducir la sobrecarga del ventrículo derecho".


 


A pesar de que contar con la terapia adecuada para abordar las distintas patologías es importante, también lo es la forma de administración de la misma. Clásicamente el óxido nítrico se ha administrado de manera inhalada a través de la ventilación mecánica invasiva, ya sea convencional o de alta frecuencia. "Aunque ésta es la forma de administración más frecuente, también es posible usar métodos de soporte ventilatorio no invasivo, como la presión positiva de dos niveles en la vía área (BiPAP), los equipos de CPAP (presión positiva continua en la vía área), la campana de Hood y las cánulas nasales" explica la doctora Segura.


 


El óxido nítrico permite mejorar la relación ventilación-perfusión, disminuir las resistencias vasculares pulmonares y reducir la sobrecarga del ventrículo derecho.

En esta línea, Linde Healthcare ha desarrollado un nuevo sistema de administración (Inomax® DSIR) de óxido nítrico que aporta una mayor precisión y seguridad al administrar la terapia. Este sistema regula la dosis de administración del óxido nítrico a la respiración del paciente y hace una adaptación automática a los cambios del flujo del ventilador.


 


Seguridad en la administración: un punto a tener en cuenta


La administración de óxido nítrico inhalado es eficaz y segura. Sin embargo, es recomendable disponer en todas las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos (CIP) de protocolos de administración y retirada de óxido nítrico para asegurar que se utilice en las indicaciones adecuadas, se retire de forma precoz en los casos en los que no se obtenga respuesta, se mantenga a la mínima dosis eficaz y se realice una retirada gradual evitando el efecto rebote. Para la doctora Susana Jaraba, pediatra intensivista de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, es fundamental contar con sistemas de administración homologados que cumplan con todos los requisitos que exige la normativa, como monitorizar las concentraciones de óxido nítrico, dióxido de nitrógeno y oxígeno en la rama inspiratoria del paciente, y que aseguren el menor tiempo de contacto entre el óxido nítrico y el oxígeno.


 


Los sistemas deben administrar una concentración de óxido nítrico constante, independientemente del respirador que estemos utilizando. "Es esencial también que permitan continuar con la administración de óxido nítrico durante la ventilación manual y los traslados para no interrumpir de forma brusca el tratamiento. Asimismo deben contar con una batería de emergencia y una bala de óxido nítrico de reserva para permitir una sustitución rápida" señala la doctora Jaraba.



Por último, se ha hecho hincapié en que si se exceden las dosis recomendadas aumentan los efectos tóxicos. Además, si se administra en pacientes en los que está contraindicado puede empeorar la enfermedad de base. Y, por último, si se interrumpe su administración de forma brusca puede provocar un efecto rebote grave con afectación severa de la oxigenación, aumento de la presión pulmonar o incluso disminución del gasto cardiaco.


 

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata