Los Colegios de Farmacéuticos de las cuatro provincias de Catalunya han llegado a un acuerdo con la Consejería de Salud para que 150 farmacias dejen de hacer guardias nocturnas y de fin de semana, buena parte de ellas, de pueblos pequeños. Según declaró la subdirectora general de Farmàcia i Productes Sanitaris de la Generalitat, Neus Rams, a un periódico catalán, “algunas farmacias van a dejar de estar obligadas a estar de guardia las 24 horas porque no tienen un servicio de atención médica cercano las 24 horas”. Y es que el cierre del servicio nocturno de numerosos CAP ha afectado a muchas boticas, que antes de los recortes ya reclamaban eliminar este servicio porque las cuentas no salían.

Salut está estudiando “caso por caso y municipio por municipio” para elaborar el mapa de farmacias que quedarán libres de este servicio. “A medida que se vayan concentrando urgencias médicas, se irán concentrando también las urgencias farmacéuticas”, advierte la subdirectora general, que cifra en 3.090 las farmacias de la comunidad.

Los farmacéuticos de pueblos suelen hacer guardias de siete días cada seis o doce semanas, pero muchas noches no venden prácticamente nada. Con el nuevo sistema ya no tendrán que hacer guardias y las boticas de las poblaciones grandes, donde se concentran las urgencias médicas, seguirán atendiendo por la noche y los fines de semana como hasta ahora.

El cierre del servicio nocturno de diferentes CAP ha sido el detonante


Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment