El 14 de abril de este 2008 será, por tanto, una fecha especial para apuntar en rojo en la agenda de los pacientes oncológicos. Siempre y cuando se cumpla la previsión del Servicio Extremeño de Salud (SES), que proporcionará radiación a unos 300 pacientes de las áreas de salud de Plasencia, Navalmoral de la Mata y Coria. La primera parte del proceso técnico ha empezado a desarrollarse hace exactamente dos días, el martes de esta misma semana. Lo que se está haciendo es pasar a los enfermos por el TAC, para conocer con exactitud la situación en la que se encuentra la enfermedad y tomar datos que permitan determinar qué contorno (molde) hay que diseñar de la parte del cuerpo en la que se va a aplicar el tratamiento y qué dosis se le aplicará. Después, a partir del día 14, se dará radioterapia. Este paso ya está evitando que muchos tengan que desplazarse hasta la capital cacereña para someterse a estas primeras pruebas. Junto a UrgenciasLa puesta en marcha del servicio completo, en la Unidad de Radioterapia habilitada junto al servicio de Urgencias placentino, llegará al cumplirse un año de su inauguración por parte del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que se fotografió en las modernas instalaciones el 19 de marzo de 2007, cuando todavía era consejero de Sanidad. La visita abría una puerta a la esperanza de los enfermos del norte de la provincia, que llevaban años reclamando que el tratamiento se les dispensara más cerca de casa, para evitar los penosos viajes hasta hospitales más lejanos. El retraso en la dispensación del acelerador lineal de electrones por parte de la empresa suministradora, sumado a toda una serie de pruebas y comprobaciones exigidas por las especiales características de los aparatos, es lo que ha demorado la puesta en marcha, según se ha apuntado desde el SES. Calibración, caracterización y mediciones son imprescindibles antes del inicio de la aplicación, así como controles de garantía de calidad, que implican
El tratamiento completo llega al año de inaugurarse la unidad especializada. Se están tomando datos para diseñar los contornos de la parte del cuerpo en la que se aplicará el tratamiento y determinar la dosis que se suministrará
la actuación del Consejo de Seguridad Nuclear. El tiempo necesario para llevar a cabo estas tareas oscila en cualquier Unidad de Radioterapia, entre cuatro y ocho meses desde la aceptación del acelerador por el personal radiofísico. OncohematologíaDurante todo este año de experimentación, se ha aprovechado para formar al personal, al mismo tiempo que se ha hecho seguimiento en consulta a los pacientes con tratamiento de radioterapia. La Unidad comenzó a construirse en septiembre del 2005 por la empresa Construcciones José y Margarita S. L. y Siemens S. A. según el proyecto firmado por los arquitectos Eduardo Merello Godino y Eduardo Fernández Inglada. Su habilitación era una demanda histórica de los pacientes con cáncer para evitar los molestos desplazamientos hasta Cáceres y recibir la radioterapia. Eco de esta petición se hizo la Asociación Oncológica de Extremadura (Aoex), que reiteró ante la administración regional la urgencia del proyecto. El objetivo final es que la Unidad de Radioterapia se complete con un hospital de día oncohematológico, con el fin de que se mejoren las condiciones de atención hacia los enfermos de cáncer, tanto de los que reciben tratamiento con radioterapia como los que están sometidos a quimioterapia. Estos últimos son atendidos en un departamento situado en la zona de quirófanos, en el pasillo que comunica el edificio principal del ‘Virgen del Puerto’ con el de consultas externas. (Hoy. es)

Valora este post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment