Evita las infecciones respiratorias con una mejor humedad del aire interior

Werner Adler, Head of Marketing Western Europe at Condair Group | NOVIEMBRE 2021
Artículos Instalaciones Climatización Calidad del aire Evita las infecciones respiratorias con una mejor humedad del aire interior

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale sobre la estacionalidad de las enfermedades respiratorias virales ha demostrado ahora que un clima interior seco en particular afecta negativamente a la transmisión por aire de los virus respiratorios, disminuye la defensa inmune y, por lo tanto, aumenta el riesgo de infección.

La irritación de la piel, el cabello seco y la susceptibilidad a contraer un resfriado o una gripe son "efectos secundarios" comunes de vivir o trabajar en un ambiente con baja humedad en la habitación. Para lograr un nivel de humedad saludable, se recomienda una humedad relativa ambiente entre el 40 y el 60 por ciento. Especialmente durante la temporada de invierno, ya que la calefacción interior seca la atmósfera de los espacios interiores, es muy probable que la humedad caiga por debajo del mínimo recomendado del 40 por ciento.  Una humedad baja como esta conduce a un clima interior muy seco, lo que en última instancia conduce a quejas físicas en el personal de enfermería y las personas mayores.

Si un empleado o residente con síntomas de enfermedad está en una habitación cerrada, libera las gotitas (aerosoles) más pequeñas y cargadas de virus en el aire de la habitación al hablar, respirar y toser. Estos se secan muy rápidamente por evaporación a una humedad relativa de menos del 40% de humedad y se convierten en los núcleos de gotitas más pequeñas en los que el virus continúa conservando y manteniéndose activo. Además, si no hay intercambio de aire, una concentración cada vez mayor de estas gotitas pueden aumentar significativamente el riesgo de infección.

 

Gotas pesadas caen hacia el pavimento

Según el estudio de la Universidad de Yale, la interacción de todos estos factores conduce a una vida útil de los virus de casi 10 veces. Mientras que el 90 por ciento de los virus del SARS-CoV-2 se inactivan en 3,5 horas con una humedad relativa del 40 por ciento, tarda más de 31 horas con una humedad relativa del 25 por ciento.  Con una humedad relativa media entre el 40 y el 60 por ciento, el riesgo de transmisión por virus también es mucho menor, ya que los virus están unidos por una humedad más alta en aerosoles más pesados, haciendo que estos caigan más rápido al suelo y, por lo tanto, acortan el tiempo de permanencia en el aire del espacio interior que un usuario puede respirar.

Para poder seguir leyendo este artículo y poderlo descargar en PDF debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Patrocinadores Platino

Patrocinadores Plata