I Jornada sobre Seguridad del Paciente en Sanidad Privada: "Las prácticas seguras resultan rentables"

22/03/2011
Servicios Hospitalarios Noticias I Jornada sobre Seguridad del Paciente en Sanidad Privada: "Las prácticas seguras resultan rentables"

Las prácticas seguras salen a cuenta, por lo que las épocas de crisis pueden favorecer la seguridad clínica. Jesús Casal, jefe de Servicio del Área de Seguridad del Paciente de la Oficina de Planificación y Calidad de la Agencia de Calidad del SNS, se muestra esperanzado por el futuro de la reducción de eventos adversos en los hospitales españoles, según puso de manifiesto durante la I Jornada sobre Seguridad del Paciente en Sanidad Privada, organizada en Madrid por Áliad.

Por su parte, Carmen Audera-López, técnica del Programa de Seguridad del Paciente de la Organización Mundial de la Salud, considera que el principal reto para esta entidad es promover la seguridad clínica en los países en desarrollo, donde "el riesgo de eventos adversos es entre 3 y 20 veces superior que en los desarrollados".

Por ello, la experta considera necesario impulsar en estos países iniciativas como los check-list quirúrgicos, incluyendo "uno específico para parto y otro para las madres, que aún está desarrollándose, sobre los cuidados del recién nacido". En esta línea trabaja también el proyecto de colaboración entre hospitales de Europa y África para intercambio y formación de profesionales y "la promoción de soluciones locales para mejorar la cultura de la seguridad".

A su juicio, estas cuestiones "deben considerarse desde el principio; no se puede retrasar la introducción de prácticas seguras porque el sistema tenga otras carencias. Resultaría absurdo, por ejemplo, realizar un programa de vacunación en un país en desarrollo sin garantizar al tiempo el uso de jeringuillas desechables".
Tanto en momentos de crisis como en el caso de los países en vías de desarrollo, apostar por la seguridad clínica es un valor seguro
Buenos resultados

Durante la jornada se ha presentado el Estudio Confianza, elaborado por Áliad y dirigido por Jesús Aranaz, de la Universidad Miguel Hernández, de Elche. En él se ha replicado el modelo del Estudio Nacional de Eventos Adversos (Eneas, también coordinado por Aranaz, esta vez para analizar la situación de los efectos adversos en la sanidad privada. En él "se han estudiado las altas de 927 pacientes hospitalizados en ocho hospitales entre el 15 y el 30 de noviembre de 2009", ha detallado Ramón Limón, de la Miguel Hernández. Los resultados son, cuando menos, llamativos: apenas el 2,10 por ciento de los pacientes sufrieron un evento adverso relacionado con la asistencia, frente al 9,3 que planteaba el Eneas.

No obstante, estos buenos resultados pueden ser atribuibles, según Limón, a la menor complejidad de los centros -los hospitales estudiados eran de primer y segundo nivel, ninguno terciario- y a que "los usuarios de la sanidad privada suelen ser activos y más jóvenes, y la diferencia de edad media entre los pacientes que sufren un evento adverso y los que no es de 18 años". Otro factor que influye decisivamente en la aparición de incidentes es la estancia media, que en los hospitales privados es inferior.

Sin embargo, "la distribución de origen, gravedad, naturaleza y evitabilidad de los errores es similar a la del Eneas", lo que indica que también en el ámbito privado "son recomendables estrategias de prevención y vigilancia activa".

Para poder escribir un comentario debe iniciar sesión o darse de alta en el portal.

Proveedores Platino

Proveedores Plata